Alimentación en la Menopausia

Alimentación en la Menopausia : La menopausia es una etapa de la vida de la mujer en la que se reduce la producción de hormonas sexuales femeninas. Habitualmente transcurre entre los cuarenta y cincuenta años de edad .Normalmente comienza con ciclos irregulares hasta su desaparición definitiva . No obstante tanto la edad de comienzo como la forma de terminar es relativa y depende de distintos factores , principalmente genéticos. Los síntomas de la menopausia suelen provocar en la mujer cambios físicos notables así como psicológicos . Ello es debido a la disminución de la producción de estrógenos, determinantes para tener una composición corporal óptima así como un control emocional adecuado. Pocas mujeres están preparadas psicológicamente para cerrar un ciclo y abrir otro . Con la menopausia hay que hacer frente a esos sofocos , ansiedad, ganancia de peso.. así como a un sentimiento de tristeza y apatía porque traspasamos una barrera “ la de la juventud o madurez relativa “ hacia la “ vejez “ . La disminución de la producción de estrógenos predispone a padecer enfermedades cardiovasculares con un aumento de los niveles séricos de lípidos ( colesterol, triglicéridos– ) así como un aumento de la fragilidad ósea debido a la descalcificación del hueso . La disminución de la densidad mineral del hueso en muchas ocasiones desemboca en fracturas . En estos caso la alimentación tiene mucho que decir . Una mujer bien alimentada desde la infancia puede prevenir muchos de los efectos devastadores de la menopausia . Por ello creo firmemente en la educación alimenticia desde la infancia . Un buen aporte de calcio durante la infancia y adolescencia , consumiendo leche y derivados , tomando el sol , con protección, para asegurar la formación de Vitamina D imprescindible para la absorción del calcio. Aconsejamos : Una alimentación balanceada , suficiente y apetitosa . Una dieta mediterránea rica en verduras y hortalizas, frutas, legumbres y cereales a diario . Estas nos aportarán vitaminas, minerales, fibra y proteína vegetal . Así mismo reducir el consumo de grasas saturadas y colesterol presentes en carnes, yema de huevo, embutidos.., incentivando el consumo de grasas insaturadas : grasas vegetales ( aceite de oliva, girasol, frutos secos, aguacate ) y grasa polinsaturadas : pescado azul. Un consumo proteico suficiente ( clara de huevo, carnes blancas, pescado ) que nos aporte los aminoácidos esenciales que nuestro organismo requiere para que junto con el ejercicio físico podamos mantener un buen tono muscular . En este sentido debemos consumir proteínas pero controlando cantidades. Con la menopausia suele cambiar nuestra composición corporal, ganando peso en forma de grasa y bajando masa muscular .Debemos asegurar un aporte suficiente de antioxidantes para mitigar los efectos de los radicales libres . Estos oxidan nuestra célula produciendo envejecimiento celular. Los antioxidantes tienen la capacidad de retrasar el deterioro de la piel, órganos, tejidos , previniendo de enfermedades graves como el cáncer.

Debemos afrontar la menopausia con una actitud optimista y con buena disposición. Ello conlleva asumir una realidad y gestionarla de la mejor manera posible. En este sentido la alimentación se convierte en una buena aliada. Alimentos tales como frambuesas, arándanos y fresas son fuente de antioxidantes.

Los frutos secos tienen ácidos grasos esenciales y una gran cantidad de antioxidantes que  contribuyen al control del estrés oxidativo célula. Contienen polifenoles ,que junto con otras sustancias químicas, aumentan los niveles de oxidación de la grasa y la termogénesis.. Los tomates contiene el antioxidante conocido como licopeno. Se recomienda acompañar el tomate con aceite de oliva para obtener todos sus beneficios. El ajo es un alimento rico en antioxidantes. El consumo de ajo crudo podría ayudar a prevenir el cáncer, eliminar los metales pesados del cuerpo, y disminuir la presión sanguínea y el colesterol Las zanahorias contienen beta-caroteno y otros importantes antioxidantes que ayudan al cuerpo a producir vitamina A. La vitamina A ayuda a mantener una buena salud visual y actúa en la prevención del cáncer. En menopausia también es importante beber dos litros de agua de mineralización muy débil , evitando el consumo excesivo de sal . así evitarás la incomoda retención de líquidos. Además de agua , el consumo de infusiones también contribuye a la depuración de toxinas. También es aconsejable realizar un día depurativo a base de ensaladas y verduras. Der esta manera eliminas toxinas y te sentirás más ligera. Así mismo se desaconseja fumar e ingerir alcohol como hábito diario. El ejercicio físico ayuda a fijar el calcio a los huesos, así que será importante adquirir el hábito de moverse más, siempre dentro de las capacidades físicas de cada uno. Todas estas pautas junto a una buena actitud ante los cambios que conllevan la menopausia , hará que esta etapa de la vida la gestionemos de una manera positiva y con naturalidad